BBS ABOGADOS consigue la nulidad de un depósito estructurado suscrito con la entidad BANCO INVERSIS, S.A.

Como ya era habitual en estos casos, la entidad BANCO INVERSIS, comercializó al actor, un producto estructurado, del cual manifestó tenía el capital garantizado. Para ello, ofreció además a su cliente la suscripción de un préstamo, para que no tuviera problemas en su tesorería.

Lejos de la realidad, el producto conjugaba en relación a tres subyacentes, en este caso las acciones de 3 conocidas entidades/empresas, de forma que, si uno de los valores, al vencimiento del producto, se situaba por debajo del 70% de su cotización, el cliente recuperaba solamente el importe acorde con la cotización menos valorada.

Si ninguno de los 3 valores descendía por debajo del 70%, el producto se autocancelaba. 

De la misma forma sucedía, que si alguno de los 3 valores superaba el 103% de su cotización en los seis primeros meses de vida del producto, el depósito de la misma forma se autocancelaba.

El enorme desequilibrio en cuanto a las características esenciales de funcionamiento del producto, nunca fueron puestas a disposición del cliente, al que solamente le fue entregada una Orden de compra de una escasa hoja, omitiendo de esta forma cualquier referencia a las garantías de devolución del capital, y a los enormes desequilibrios contractuales en lo referente al propio funcionamiento del producto, configurado de forma estratégica por la entidad para su propio y descarado beneficio, siendo asimismo experto conocedor de los mercados bancarios y bursátiles.

Con ello, el Juzgado de Primera Instancia nº 50 desestimó la demanda erróneamente, por la llamada “falta de legitimación pasiva” de la entidad BANCO INVERSIS, que alegaba que solamente actuó como intermediaria comercializadora del producto, siendo en realidad quien ostentaba la titularidad del producto la entidad BNP Paribas.

No obstante, este es un asunto más que resuelto por los Juzgados y Audiencias de toda España, siendo solamente BANCO INVERSIS quién debe responder del producto, dado que actuó en la comercialización no solo como intermediaria, sino que existía implícitamente un contrato de mandato o comisión mercantil, de forma que era solamente aquella la que debía responder ante la mala comercialización del producto.

Este hecho, alegado por la representación de BBS Abogados, ha sido estimado por laAudiencia Provincial de Barcelona, Sección 1ª, mediante la Sentencia dictada en fecha 6 de octubre de 2015, sentencia nº 425, del Rollo de Apelación 97/2014.

Así las cosas, la Sentencia argumenta en relación al fondo del asunto que: “Ya hemos visto que la Orden de pago no contiene información alguna del producto por lo que únicamente nos resta acudir al folleto aportado como documento nº 2, pese a la discusión que existe sobre el momento de la entrega, pero que en cualquier caso, y aun admitiendo que hubiera sido entregado antes de la contratación, difícilmente hubiera permitido al actor formarse cabal idea de la naturaleza del producto contratado“.

La falta de información, fue asimismo post contractual, enviando al actor recibos extractos del producto y mencionando en éstos que la cotización se mantenía al 100%, cuando ya se había producido la caída de los subyacentes y el cliente había perdido prácticamente toda su inversión, quedándose, a mayor abundamiento, con un préstamo que pagar a la entidad.

Otra gran victoria que nos llena de orgullo, ante la omisión flagrante de información sobre este tipo de productos financieros, que aunque en menor medida que otros, fueron comercializados a particulares sin conocimientos extensos ya no solo sobre el propio producto en sí, sino ajenos totalmente al mundo bursátil y a las acciones que actúan como subyacentes del mismo. Otro engaño más, ésta vez con final feliz.

BBS Abogados: Tel. 93 232 70 11

inversis-banco-

Los titulares de bonos convertibles del Popular perderán el 81% de su inversión

Banco Popular comunicó a la CNMV que no ampliará definitivamente el vencimiento de su emisión de bonos convertibles de 2009, que ya aplazó una vez en 2013 para ver si se recuperaba la acción. Al contrario, ha caído todavía más en estos dos años, con lo que la pérdida definitiva para los titulares de estos productos es del 81,1% (al cierre de ayer del valor en bolsa). Una situación que está llevando a muchos afectados a buscar la vía judicial, si bien en este caso será más complicado obtener una sentencia favorable que en las preferentes.

Esta pérdida viene de que la conversión está prevista a un precio por acción de 17,61 euros, mientras que Popular cerró el lunes en bolsa a 3,33 euros. Es decir, los titulares de los bonos compran unas acciones a 17,61 (-las compraron en su día mediante el convertible- que sólo podrán vender a 3,33, que es lo que paga el mercado por ellas. No obstante, los intereses que han cobrado desde 2009 ha minorado estas pérdidas hasta niveles del 35%,según el banco,

Sea como fuere, la alternativa a asumir esta enorme pérdida es mantaner los títulos y esperar durante muchos años a que las acciones del banco que preside Ángel Ron suban un 430% para recuperar su inversión (las subidas y las bajadas en bolsa son asimétricas, ya que las acciones sólo pueden caer hasta cero pero pueden subir teóricamente hasta el infinito).

Popular lanzó inicialmente esta emisión de 700 millones en bonos necesariamente convertibles en 2009 como alternativa a las preferentespara cumplir las instrucciones del Banco de España de reforzar su capital con este tipo de instrumentos ante el derrumbe del sector que comenzaba entonces, y las vendió a sus clientes particulares -unos 22.000- como el resto de las entidades dado que los institucionales huían del papel del sector financiero español y exigían unas rentabilidades que no podían asumir las entidades. En principio, daban un interés de Euribor a tres meses más el 4% y vencían en octubre de 2013.

Ya no habrá más patadas hacia delante

Un año antes de esa fecha, y a la vista de que los compradores de estos bonos habían perdido un 52%, el banco les ofreció renovar la emisión durante dos años con una mejora de los intereses hasta el 7%, con la esperanza de que en ese plazo la acción recuperase en bolsa, si no lo suficiente para entrar en beneficios, al menos sí para minimizar las pérdidas; el rescate financiero de España y el teórico fin de la desconfianza de los mercados sobre nuestros bancos alimentaban esta esperanza. El 95% de los afectados aceptó esta renovación.

Pero ha ocurrido todo lo contrario: el valor ha seguido cayendo hasta ampliar las pérdidas hasta el 81% citado. Las ampliaciones de capital realizadas por el banco en este periodo y el ‘contrasplit’ (agrupamiento de varias acciones en una) han llevado el precio de conversión inicial de 7,01 euros hasta los 17,61 citados. Y esta vez Ron no va a dar otra patada hacia delante, sino que habrá que convertir necesariamente.

Compensación sí, pero indirecta

El Popular no piensa compensar a los afectados con una devolución total o parcial de esta pérdida, ya que supondría asumir que comercializó estos títulos de forma irregular o con malas prácticas. Se separa así del Santander, que sí resarció a los afectados por casos como Madoff, Lehman o Banif Inmobiliario, o Sabadell, que compensó parcialmente los titulares de cuotas participativas de la CAM o a los de deuda subordinada de Banco Gallego.

Ahora bien, tampoco se va a desentender de los clientes minoristas afectados, unos 13.000. En estos casos, va a ofrecerles compensaciones indirectas con depósitos de alta remuneración para asus ahorros, reducción de los intereses de sus préstamos y otras ventajas de forma individualizada en función de la situación de cada cliente y de su vinculación con el banco, según fuentes cercanas a la entidad.

Más difícil de demandar que las preferentes

Si usted es afectado y no le convence la oferta que le haga el Popular, siempre tiene la vía de los tribunales. Varios de los bufetes que van a comisión a cambio de recuperar el dinero de inversiones fallidas están ofreciendo sus servicios a los clientes en esta situación con el reclamo de las numerosas sentencias favorables a los titulares de preferentes. Ahora bien, en este casono va a ser tan sencillo obtener condenas, advierten algunos expertos citados por ‘El Diario’.

La razón es que los convertibles sí son un producto claramente complejo que se vendió como tal y no como una alternativa a los depósitos. Y al ser bonos obligatoriamente convertibles, hubo que informar por fuerza a los clientes de que  el producto, pasado un tiempo, se convertiría en acciones, por lo que su rentabilidad estaría ligada a la evolución bursátil del banco; en consecuencia, él debía ser consciente de que iba a perder si la acción bajaba. En todo caso, para aquellos que quieran demandar, el consejo de los bufetes es que vendan las acciones que reciban el 25 de noviembre y materialicen así la pérdida.

Fuente: El Confidencial 17/11/15

 

BBS ABOGADOS y ARCADI SALA-PLANELL ganan nueva Sentencia contra CATALUNYA BANC por mala comercialización de un SWAP….esta vez, el cliente afectado: un AYUNTAMIENTO!!!

Como es bien sabido por todos, los últimos años han sido una constante las demandas interpuestas por particulares y PYMES, a quienes les endosaron una Permuta Financiera de Tipos de Interés (SWAP) como si un “seguro anti-subidas” de los tipos de interés se tratara. Algo que vendieron como inocuo, inofensivo, y vinculado en la gran mayoría de las ocasiones a hipotecas, leasings, o simplemente sobre un valor “estimado” sobre una cifra de negocios en el caso de empresas.

En la presente ocasión, el caso se escapa de lo común, al ser el cliente afectado un Ayuntamiento, que ya denunció el asunto en el año 2013 a los medios de comunicación (http://www.lavanguardia.com/local/maresme/20130401/54371870408/caldes-d-estrac-denuncia-catalunya-caixa-swap.html)

Finalmente, después de todo el proceso judicial, el Juzgado de Primera Instancia nº 11 de Barcelona ha estimado nuestra demanda, declarando la nulidad del Contrato suscrito por el Ayuntamiento, con la restitución por parte de la entidad de todas las prestaciones, y con condena en costas procesales a la entidad.

En efecto, la particularidad más llamativa del supuesto, era que en este caso, no se trataba de un particular, sino que la condición de Entidad Local dada al Ayuntamiento, le confería especial complejidad.

Fue el Sr. Alcalde quién suscribió el producto, tras una visita del comercial de la Sucursal en el propio Ayuntamiento, reconociendo en el acto del juicio haberse presentado con una “lista de servicios” especial para entidades locales, entre los cuales se encontraba el mentado producto, enmascarándolo como una “COBERTURA DE TIPOS DE INTERÉS”. El resto de la comercialización, se dio por la confianza del Sr. Alcalde con la entidad CAIXA CATALUNYA, quién por aquel entonces era la proveedora única de servicios bancarios de la Diputació de Barcelona.

La Sentencia, manifiesta que no se dio información suficiente en el momento de la comercialización del producto, y asimismo manifiesta que:

“…con independencia de cuál sea el procedimiento administrativo a seguir por parte del Ayuntamiento para suscribir un contrato bancario, lo cierto es que en todo caso la decisión que se adopte al respecto dependerá de la información de la que disponga el Ayuntamiento sobre el concreto contrato a celebrar.”

Y termina concluyendo asimismo que:

Pues bien, analizado el supuesto de autos bajo el prisma de lo anteriormente expuesto y en atención a la prueba practicada en autos, no puede mas que concluirse que la entidad demandada incumplió frente al Ayuntamiento actor su obligación de ofrecer una información completa, clara y precisa del producto que no solo comercializó sino que asesoró y recomendó a su cliente. Y se dice que se asesoró al cliente por cuanto de los hechos que han resultado acreditados se prestó un servicio de asesoramiento al Ayuntamiento actor en cuanto el Banco efectuó un ofrecimiento personalizado de la permuta de tipos de interés a la entidad actora”.

Y sigue, respecto a la flagrante omisión de Información precontractual, que:

“Así el único documento relativo a tal contratación es el propio contrato de permuta de tipos de interés, del cual ni mucho menos se desprende la información clara, detallada y precisa que resulta exigible. El documento es escueto y parco en explicaciones en el cual se detallan los parámetros en los que se desenvuelve el producto, intereses aplicables, periodicidad de las liquidaciones, barrera desactivante, nominales sobre los que se aplica la cobertura, pero nada se aporta sobre explicaciones o simulaciones de posibles escenarios y cotizaciones a futuro del Euribor, ni tampoco una explicación clara, detallada, concisa y comprensible sobre los riesgos asumidos con tal contratación”.

Asimismo, se manifiesta el Juzgador respecto a la obligatoriedad de realizar el llamado TEST MIFID, en sentido afirmativo, lo cual tampoco se hizo en el presente caso.

El equipo de BBS Abogados y Arcadi Sala-Planell, estamos muy satisfechos con esta victoria, dado el flagrante caso particular, en que el Ajuntament ha llegado a pagar un importe de más de 100.000 Euros, por lo que se suponía era una “cobertura” muy beneficiosa, cuando en realidad se trataba de un producto derivado financiero, catalogado como complejo por la propia legislación.

BBS Abogados, entrevistados en el diario “El mundo”, sobre el IRPH “Denuncias contra hipotecas abusivas”

Denuncias contra hipotecas abusivas | Cataluña | EL MUNDO

«Son las nuevas preferentes. Un engaño». Es lo que se opina en el local de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en Barcelona cuando, una vez al mes, se cita la asamblea de damnificados por el IRPH. Las siglas corresponden a un tipo de interés que, aplicado alos préstamos que muchos sellaron hace una década por su vivienda, les supone más dinero cada mes que si les hubiesen ofrecido Euribor, el más habitual. Las plataformas que han surgido en España remarcan que los perjudicados han llegado a soportar un sobreprecio de 300 a 400 euros mensuales.

Florencia Muzzio participa en las reuniones de Barcelona. Adquirió una hipoteca en Catalunya Caixa por 196.000 euros hace 10 años, que ha pasado recientemente a manos del fondo de inversión Blackstone. Le quedan unos 165.000 por amortizar. «Empecé pagando 700 euros y llegué a 1.200; ahora estaría en 930 euros. Demandé a la entidad y, cuando se celebró el juicio, dejé de pagar», relata Florencia, que propuso un cambio a la entidad para entregar unos 600 euros al mes. Con 1.200 de ingresos en casa, no podía atender cuotas de alrededor de 1.000 euros. No convenció a la caja.

Ahora reclama que le devuelvan 15.000 euros de sobrecoste respecto al interés que pide, Euribor con un diferencial del 1%, lo que se solía ofrecer cuando Florencia se ató al crédito. «Si esta estafa se hubiese conocido antes, mucha gente no habría perdido su casa y se le hubiese cambiado el interés por uno que pudiera asumir», piensa.

Desapercibidas a diferencia de los estafados con la comercialización negligente de participaciones preferentes y deuda subordinada, las víctimas del IRPH atisban una esperanza en las primeras sentencias que anulan el índice, aunque los bancos las recurren. En Barcelona, se conocen tres fallos, que no son firmes.

Las resoluciones -dictadas en marzo por el Juzgado Mercantil número 7- declaran el IRPH una cláusula abusiva y lo rescinden. En una de ellas, se condena al BBVA a retornar 6.659 euros cobrados de más a los denunciantes y, en otra, se insta a Catalunya Caixa a reintegrar 4.939 euros. Dichas cuantías se deducen de cuánto los clientes habrían liquidado con una hipoteca con Euribor y un diferencial del 1%.

«Haciendo una media, al final de una hipoteca con IRPH se habrían pagado 100.000 euros más que con Euribor. Es una barbaridad», observa el abogado Arcadi Sala-Planell, quien ha conseguido dos de los fallos favorables dictados en Barcelona.

El Banco de España establece el IRPH a partir de una ponderación de los préstamos concedidos por las entidades. Las sentencias concluyen que se vulnera la ley porque los bancos influyen en el índice al suministrar los datos para estimar el porcentaje del que se beneficiarán, siempre dos o tres puntos por encima del Euribor. También señalan que los hipotecados carecieron de información y no se les dio opción a negociar el tipo de interés.

Las principales variedades del IRPH se derogaron en 2013 tras una resolución europea de 2011, aunque el Gobierno de Mariano Rajoy mantuvo el denominado IRPH Entidades, sustituto de los desaparecidos. «Hay gente aún con un tipo del 4%. La diferencia con tener un 1% es muy grande. Si se pagan 200 euros de más cada mes, calcule cuánto sale a 30 años», plantea Sala-Planell, que equipara la extensión del IRPH con la venta de preferentes: «Hay una legislación muy estricta sobre la obligación de informar a los clientes pero se la saltaron a la torera».

A Guillermo Moliner, que litiga contra el BBVA, le recomendaron que se decantara por el tipo de interés ahora cuestionado. «Me dijeron que era más estable, que es lo que le contaban a todos, y que el Euribor tiende a subir, así que se suponía que pagaría menos», comenta. Guillermo cree que debe haber abonado unos 85.000 euros en intereses por culpa del IRPH y afirma que sólo ha amortizado 15.000 euros de un crédito de 255.000.

Laura Isern, con un préstamo de La Caixa, ingresa una pensión de 850 euros y no podía enfrentarse más a mensualidades de unos 640 euros, con un tipo de interés fijo del 3,9% desde que la modalidad de IRPH que le designaron se derogó. Dejó de costear la hipoteca en enero: «Nos dieron un dinero a un precio casi imposible de devolver. He ido a decirles que por favor bajen la cuota porque quiero seguir pagando, pero responden que es lo que firmé». Se ha acogido a la norma que le permite sufragar sólo los intereses durante cinco años. Se hipotecó por 131.000 euros, ha desembolsado unos 80.000 y le exigen 105.000.

Jordi Vallecillos es otro cliente que ha demandado a Catalunya Caixa: «Me contaron que, en mi caso y a diferencia del Euribor, no tendría subidas y bajadas tan contundentes». Pasó de financiar 780 euros al mes a 1.150. De un préstamo de 187.000 euros acordado hace casi una década, le falta aún por saldar 149.000. Aparte invirtió 10.000 euros en preferentes, recuperados a través del arbitraje.

La Generalitat ha anunciado ahora medidas para proteger a los afectados. La Agència Catalana del Consum se propone informar a los clientes para que puedan solicitar que la hipoteca se revise, a la vez que recopila datos para un informe, sin renunciar a la posibilidad de sancionar.

LINK DE LA NOTICIA: 

http://www.elmundo.es/cataluna/2015/06/29/55911a9c22601d6b4e8b4577.html

¿Te vendieron BONOS ESTRUCTURADOS con capital NO garantizado?

¿Te vendieron Bonos estructurados sin capital garantizado? A continuación te explicamos qué opciones tienes para reclamar.

¿Qué es un Bono Estructurado? 

Los Bonos estructurados, son productos comercializados por las entidades financieras en los cuales se combinan varios activos financieros, básicamente dos: un elemento sin riesgo (bono o depósito), más un derivado financiero (opción). Esta opción puede no tener riesgo y producir beneficios en función de la evolución de un subyacente o puede tener riesgo si se produce una evolución no deseada.

El cliente, básicamente, compra un derivado financiero, lo que en palabras simples significa que hace una apuesta contra la evolución de un determinado activo (subyacente).

En los Bonos o depóstos estructurados SIN capital garantizado, si opción sobre el subyacente no se cumple, el capital se va reduciendo progresivamente y puede llegar a su completa pérdida.

Normalmente, el diseño de estos productos se realiza por un tercero ajeno a la entidad financiera, que obtiene enormes comisiones, de las cuales en ningún momento se advierte al cliente. Llegando a afirmar nuestros colaboradores en la realización de sus informes periciales, que la “probabilidad matemática del cliente de ganar, es mínima“.

Problemática de los Bonos o Depósitos Estructurados.

En nuestra experiencia con este tipo de productos, nos hemos encontrado con que, en determinadas ocasiones, el cliente que ha contratado el producto no es consciente o no se le ha advertido correctamente del riesgo real de pérdida de toda su inversión.

Y no solo se ha producido una incorrecta información pre contractual, sino que, después de la firma del producto, varias entidades financieras han ocultado de forma flagrante la verdadera cotización del producto en cuestión, de forma que durante años, el cliente ha creído tener totalmente segura su inversión, desconociendo a su vez, la posibilidad de venta del producto con anterioridad al vencimiento del mismo, y con ello, evitar posibles pérdidas mayores.

De esta forma, en los casos reales que nos han llegado al despacho, nos encontramos, a mayor abundamiento, que el subyacente sobre el cual se referenciaba el Bono, ya estaba generando pérdidas en el momento de la contratación del producto, de lo que NO FUE INFORMADO el cliente en ningún momento.

Pese a que el cliente suscribió el contrato, junto con la orden de compra, y pese a que los Folletos advierten que pueda existir riesgo de pérdida para el cliente, en numerosas ocasiones la comercialización se dio omitiendo los riesgos reales de pérdida, y minimizando la posibilidad de pérdida como algo improbable.

Banca Privada no equivale a conocimientos del cliente.

En estos casos, debemos acudir al tipo de cliente que ha contratado estos productos. En numerosas ocasiones el cliente no ve posibilidad de reclamación, dado que los documentos contractuales fueron firmados. Existiendo, también prejuicios infundados sobre los clientes de la banca privada. Si bien, trabajamos con peritos externos expertos en este tipo de productos, acostumbrados incluso a su estudio y con experiencia en el diseño de éstos.

Contrato de gestión discrecional de carteras.

En determinados supuestos, el cliente suscribe con la entidad un contrato de Gestión de Carteras, por el cual autoriza a la entidad a gestionar su cartera, con la obtención por parte de la entidad del mayor rendimiento para el cliente. Pero ¿qué sucede cuando la entidad contrata productos distintos a los autorizados por este contrato? ¿O productos que se alejan del perfil determinado en estos casos? Es aquí donde se determina la posibilidad de reclamar o no.

Existen numerosas sentencias del Tribunal Supremo en esta materia, destacando la Sentencia nº 244, de 18 de abril de 2013, la cual condenaba a la entidad financiera, por la mala comercialización de un producto estructurado cuyo subyacente eran acciones de la ya desaparecida Lehman Brothers.

Consúltenos si es su caso.

BBS Abogados

TEL. 93 232 70 11

bbs@bbsabogados.com

LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE BARCELONA CONFIRMA LAS SENTENCIAS DE LOS JUECES DE INSTANCIA

Catalunya Banc en casi todos los procedimientos de obligaciones subordinadas y participaciones preferentes, en la gran mayoría desfavorables a sus pretensiones, interpuso recursos de apelación ante la Audiencia Provincial de Barcelona. Con ello pretendía alargar el procedimiento y desgastar a los clientes quienes contrataron éstos productos asesorados por la confianza del personal de la Entidad y sin información sobre sus riesgos y características.
En BBS abogados contamos con varias sentencias que han sido confirmadas por la Audiencia Provincial de Barcelona, algunas de ellas ahora son definitivas y los clientes finalmente han recuperado todos sus ahorros.
Algunos ejemplos son:
La Audiencia Provincial de Barcelona, sección 19ª, de fecha 29 de abril de 2015, que confirmando la sentencia del juzgado de primera instancia 7 de Barcelona, ha rechazado que la acción de nulidad ejercitada estuviera caducada porqué cuando se presentó la demanda los efectos del contrato estaban vigentes y había todavía obligaciones pendientes que cumplir por las partes, máxime cuando se trataba de un producto con vencimiento perpetuo.
Los Magistrados de la Audiencia Provincial también consideran que no se informó a los clientes ni de las características ni de los riesgos del producto. En la sentencia se argumenta que el hecho de ir cobrando intereses y recibir información fiscal tampoco permitía a los clientes conocer el alcance del funcionamiento del producto.
La Sentencia indica que tratándose de un producto complejo, la labor de la Entidad puede presumirse que fue de asesoramiento financiero, máxime cuando los clientes no tenían ni experiencia ni conocimientos financieros, lo que incrementaba los deberes de información de la Entidad.

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona, sección 16ª, de fecha 6 de mayo de 2015, que también confirma la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia de Barcelona, resalta que el propio testigo dijo que se ofrecían las obligaciones subordinadas como un producto sin riesgo. Además de que en el propio contrato se definía como un producto conservador. Y respecto a la venta de las obligaciones subordinadas, que algunos Juzgados han considerado que extinguía la acción de nulidad por tratarse de una convalidación del contrato, la Audiencia descarta esta postura. Considera que “la venta se explica como respuesta forzada a un callejón sin salida en la que se vieron los actores al descubrir la iliquidez sobrevenida de los originarios títulos, patentizada en la inviabilidad de su transmisión a terceros en el mercado secundario, ante la caída de la demanda de valores de Catalunya Banc como consecuencia de su delicada situación financiera que concluyó con su intervención por el Estado. No se trata de negocios estrictamente voluntarios desconectados de la contratación de las obligaciones subordinadas años antes, sino del simple intento de recuperar la perdida liquidez”.

El Juzgado de Primera Instancia nº 7 de Granollers aprecia temeridad en la actuación de CAIXA BANK y condena a la Entidad a que indemnice a un afectado por la compra de participaciones preferentes

BBS Abogados ha conseguido que un afectado por la adquisición de “Participaciones Preferentes REPSOL EM. 02” comercializadas por CAIXABANK, recupere 18.270.-euros con sus intereses desde que presentó Reclamación Formal al Servicio de Atención al cliente de la Entidad el día 27 de abril de 2012.

El Juez en su Sentencia nº 105/ 2015 considera acreditado que el comercial de CAIXABANK facilitó información “ engañosa e incompleta del producto” al sólo destacar las bondades del producto asegurando la “ posibilidad de recuperar la totalidad del  capital mediante la venta de las preferentes a otro cliente porque era un producto muy remunerado” sin hacer hincapié en los escenarios negativos del mismo.

El Juez pone de manifiesto que no se puede demonizar a un cliente que pretende dar cierta rentabilidad a sus ahorros cuando se le ofrecen las participaciones preferentes como producto seguro y sin riesgo de pérdida de nominal, siendo lógico que el cliente de entre todos los productos ofrecidos, escogiera el que le daba una mayor rentabilidad.

El juez concluye que la ausencia de información sobre el funcionamiento del producto determina un incumplimiento negligente de las obligaciones de información y diligencia que tenía CAIXABANK frente al cliente.

El juez considera una pretensión totalmente legítima que el cliente, quien no podía disponer del dinero invertido por encontrarse el mercado bloqueado, se deshiciera de la inversión, teniendo que suportar una pérdida económica por la que ahora CAIXABANK viene obligada a compensarle. El Juez argumenta que la venta voluntaria del cliente mitigó los perjuicios económicos ya sufridos, e incluso mejoró la situación de CAIXABANK por cuanto gracias a ello ahora solo debe de indemnizar al cliente por el importe obtenido de la diferencia entre lo recuperado de la venta y la cantidad que incialmente invirtió ( 129.00.-€).

Finalmente, el Juez concluye que CAIXABANK actuó temerariamente por dos motivos: 1º.- en el momento de contestar a la demanda podía fácilmente saber que en ningún momento se informó al cliente del riesgo capital-rentabilidad de las Participaciones Preferentes, 2º.- CAIXABANK nunca llegó a contestar la Reclamación Formal presentada por el cliente y en la que manifestaba el desacuerdo con los contratos suscritos por haber recibido una deficiente información y solicitaba la devolución del capital invertido. Considera el Juez que la única opción posible que le quedó al cliente frente al silencio de la Entidad fue acudir a la vía judicial, teniendo que suportar los costes de abogado y procurador.

Esta sentencia abre una importante vía de reclamación judicial a todos aquellos afectados por un producto de inversión complejo quienes para salvaguardar sus ahorros y evitar futuras pérdidas han vendido en el mercado el producto, sin haber podido recuperado al 100% el nominal que invirtieron en su momento.

 20120716-072255